Dar por hecho…

A veces nuestra vida se vuelve tan cotidiana que nos volvemos incapaces de ver o alegrarnos por cosas o detalles que antes nos arrancaban una sonrisa.

Personas que antes eran una constante en nuestra vida desaparecen y no nos damos cuenta cuándo o cómo sucedió. Supongo que es el momento en el que damos las cosas por sentado.

Cuando una persona siempre está para nosotros, para animarnos, para escucharnos, para aguantar nuestro estrés o nuestras locuras.

Cuando nos mandan un mensaje en algún momento del día, sin motivo aparente. Cuando se acuerdan de nosotros por pequeños detalles que nos caracterizan.

Cuando con una mirada saben todo de nuestra vida. Cuando nos perdonan nuestras histerias, nuestros enojos sin sentido

Cuando nos acostumbramos a su presencia constante y dejamos de apreciar todos esos detalles, todas las pequeñas cosas. Ahí es cuando perdemos las mejores cosas.

No debemos de perder la capacidad de sorprendernos, de reírnos y de agradecer a las personas que tenemos al lado por todo lo que hacen por nosotros. Un “gracias” o un “te quiero” no nos quitan nada y aún así, pueden significarlo todo.

No perdamos lo más grande que se puede tener por una simple cotidianidad.

No desatendamos lo más, por lo menos. Trabajos, fiestas y reuniones siempre habrá y muchos pero, buenos amigos, son los que se cuentan con los dedos de una mano y a veces, hasta sobran…

Mis amig@s saben quienes son o al menos intento demostrárselos y si algun@ de ustedes lee esto… los quiero mucho y gracias por todo!!❤

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s